SinBiología | 2012

NICANOR SEDUCE A NICANORAlboroto y caos dibujando lo esencial de un nuevo proyecto. Piel de grafito para envolver cada hoja de las muchas que recogen sus cuadernos. Intuición, explicación para sí, y lo último, explicación para ti. Bocetos bailando al son de una idea, de un ritmo que se metió en su inquieta cabeza en el mismo momento en el que ni si quiera sabía que pensaba.Así surge todo, así toma sentido el concepto Nicamorfo.

El juego de líneas, materiales, colores, pigmentos, texturas, sonidos, brillos y lo más importante, el juego de preguntas para el que tiene el privilegio de dialogar con alguna de sus escultóricas puestas en escena.

Como un ritual animal en el que los machos lidian usando de armas sus mejores artimañas, ya sea de fuerza, ligereza o impacto visual. De esta misma forma pelean los conceptos, sentidos y opciones en la cabeza del escultor, de esta misma forma son las propias ideas las que luchan a muerte para seducir a Nicanor, una sobre otra, una desecha a otra y esta otra queda atrás, moldeándose, en continuo cuidado por si su oportunidad de conquistar la mente del creador vuelve a surgir. Una heroica y sinfónica danza para poder convertirse en pieza, para llegar a tener forma y mudar la piel de grafito.

Sin principio y por supuesto sin final, sin tiempo para envejecer y sin dirección tomada. Aleatoriedad en presencia de ojos extraños inundada por la claridad con que fue concebido. Sin buscar concreción y sin precisar ubicación, así, sin más, Sinbiología.

Pura esencia en el trabajo maduro del poeta que a su pluma llamó Gubia

5

Bocetos_