blog

OSMOSIS

Exposición dual de los artistas Julio Blancas y Carlos Nicanor, presentada en el TEA (Tenerife Espacio de las Artes) en el mes de marzo de 2015.

 

Carlos nicanor

Procedente del griego ὠσμός.
‘Osmos’ (empujar, impulso), y el sufijo –sis (acción).

  1. Fenómeno físico/químico esencial para el desarrollo de la vida. Movimiento de un solvente a través de una membrana semipermeable. De este trasvase puede surgir el equilibrio osmótico, que se alcanza cuando dos disoluciones separadas igualan su concentración aumentando o disminuyendo la cantidad de solvente.
  1. Mutua influencia entre dos personas o grupos de personas, sobre todo en el campo de las ideas.

‘Osmosis’ no es la clásica muestra dual. El proyecto nace del espontáneo acercamiento estético y conceptual que han desarrollado Julio Blancas y Carlos Nicanor. Sus intereses plásticos les llevan por una senda común, y sus trabajos desde el inicio del proyecto no han cesado de confrontarse hasta alcanzar una suerte de equilibrio osmótico.

Osmosis. Blancas + Nicanor.

Salvajes de la PLÁSTICA.

Del encuentro de dos artistas en un juego especular de relaciones plásticas y de mecanismos de trabajo creativo nace Osmosis, la conjunción Blancas + Nicanor, que parte de la colaboración, de la casi unión de dos cuerpos creativos, tan cercanos como lejanos. Osmosis es lo que se ve y lo que esconde cada obra, sacando a la superficie un sistema de relaciones complejo y delicado entre dos creadores antagónicos y complementarios.

Las formas de Julio Blancas se desarrollan desde el despliegue de los nudos gordianos y los bosques abigarrados de troncos y tramas vegetales, hasta derivar en un paso arriesgado hacia bucles de aluminio recortado que se ensamblan, completan y despliegan de un modo escultórico. Esas formas no son ajenas a las inquietudes de Carlos Nicanor, artista analítico que comparte con Blancas la pasión por el trabajo concienzudo en torno a formas puras. Nicanor formaliza desde el inicio un guiño tridimensional a los trazos de Blancas en forma de líneas ordenadas en una trama saturada de radios negros extrapolados. Una génesis salvaje que marca el origen y los impulsos que les llevan hacia el meollo de este vínculo artístico: un nudo simbólico.

Como propuesta dual, se desarrolla la relación de Blancas y Nicanor a través de la membrana imperceptible de los mecanismos de comunicación que en principio parecen azarosos y aleatorios. Desde el encuentro fortuito hasta la conversación plástica, los límites siempre quedaron expuestos y han chocado con un resultado que va más allá del fenómeno osmótico. Esta asociación y la mutua influencia se dan en unas formas artísticas que se unen visualmente y se llegan a completar, unas sobre otras. De este modo se percibe una oscilación continua, un rodeo que se advierte en Blancas + Nicanor como una forma pendular, un movimiento de acercamiento y distanciamiento continuo.

Hay una doble voluntad en estos artistas, una dialéctica entre lo inaudito -lo nunca visto- y el origen natural de los cuerpos geométricos que giran entre sí. Esto establece una presión, ya que la tensión creativa entre las obras de Julio Blancas y Carlos Nicanor se confronta mediante la fórmula de la desmesura y el revisionismo indómito. Los artistas llegan a una dualidad en equilibrio mediante el flujo del diálogo y el juego de la transgresión de límites.

Osmosis cuestiona la permeabilidad de esos límites creativos que funcionan como una frontera epitelial impenetrable. Se inicia y se destruye desde el movimiento que surge del Génesis de Carlos Nicanor, para perderse en el desarrollo individual de cada pieza. Una maquinaria de la alteridad en la que se producen pequeñas colisiones cuya fuerza de choque vuelve a alejarlos, a diferenciarlos en formas sensibles que dotan al recorrido de un tiempo de latencia, una espera hacia la respuesta de su observación.

La articulación de las piezas da cabida a ese tiempo entre el estímulo y la respuesta, que no se produce de forma física sino que se relaciona de forma mental. Tras una aproximación real y directa, Julio Blancas construye un simulacro de hábitat que da cobijo, un lugar donde estar y desde el cual iniciar una relación en continua re-inversión.

Este acercamiento artístico traspasa los contornos del extrañamiento y llega a un discurso común: el equilibrio narrativo que sobrepasa la autonomía creativa de cada artista, derivas de la libertad individual pero co-partícipes de una correspondencia visual desde la independencia y el aislamiento. Cada uno se mueve dentro de su propio territorio hasta un radical espacio de unión, una región ubicada en la empatía.

 Carlos Nicanor 01

BIOS

JULIO BLANCAS

Las Palmas de Gran Canaria, 1967.

Julio Blancas nació en 1967 en Las Palmas de Gran Canaria. Se formó en las Escuelas de Artes Plásticas de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife en la especialidad de escultura. Su obra está realizada con lápiz o grafito sobre papel, lienzo o antenas parabólicas. Tiene en su haber la participación en más de cuarenta exposiciones colectivas y siete individuales, en las principales salas del Archipiélago, con incursiones también en Madrid e internacionalmente en centros ubicados en países como Bélgica e Italia; así como una estancia de trabajo con el artista Jiri Dokoupil en Berlín. Ha expuesto en galerías de Canarias, Berlín, y Milán. Su obra forma parte de las colecciones del TEA Tenerife Espacio de las Artes, CAAM. Centro Atlántico de Arte Moderno, Gran Canaria Tenerife, Colección Bruno Bischofberger (Suiza), Colección Artizar, La Laguna (Tenerife), Gobierno de Canarias, Fundación Sabadell, Colegio de Arquitectos Santa Cruz de Tenerife, etc.

Entre sus exposiciones cabe destacar la realizada en 1998 en la sala Degli Arconi de la ciudad italiana de Gubbio; la ofrecida al año siguiente en la ermita del Gran Poder de Bajamar y la que en 2001 dio a conocer en Estudio Artizar de La Laguna, que ya recogiera sus creaciones en instalaciones como Triálogos y Desembrarte. Su obra también ha estado representada en algunas colectivas como Figuraciones indígenas (1997) y La Isla Taller (1999).

Trabajando casi exclusivamente con lápiz y grafito, sobre diversas superficies, Julio dibuja y dibuja partiendo de la naturaleza como fuente de inspiración. Su metodología es simple y obstinada: Opaca las superficies mediante la repetición del gesto grafico esencial, la línea. Un trazo realizado siempre con grafito refleja con precisión las gradaciones lumínicas y da pie a formas que surgen de la opacidad, de la totalidad del negro, gracias a una exquisita organización de la superficie establecida para que el reflejo y el brillo de la luz exterior termine la obra.

Blancas trabaja con los argumentos de la memoria. Simula espacios naturales, pero son paisajes mentales, ordenados con un sentido fuertemente estructural del resultado, lo que responde a una intención y un significado.

 

CARLOS NICANOR

Las Palmas de Gran Canaria, 1974 .

Carlos Nicanor nació en 1974 en Las Palmas de Gran Canaria. Se licenció en Bellas Artes en la Universidad de La Laguna y comenzó a exponer su obra en 2002. Sus trabajos han sido seleccionados en exposiciones bienales tanto de Las Palmas como de Tenerife, mereciendo primeros premios como el  Premio Excellens de escultura de la Real Academia de BB.AA de San Miguel Arcángel (2011) o el Primer Premio Manolo Millares de Escultura de CajaCanarias (2009). En 2006 realizó su primera muestra individual, que tituló Buscador de nortes, en la que bajo el lema “donde todo está hecho y todo por hacer” presentaría una colección de velados homenajes a algunos de los escultores que admira, Brancusi y Giacometti entre otros. Entre sus exposiciones destaca  Antinatura/SinBiología (2010-2012), galería ARTIZAR. Sus trabajos han sido seleccionados en exposiciones y bienales tanto de Gran Canaria como de Tenerife, mereciendo primeros premios.

Nicanor es un escultor brossaniano. Basta ver algunos de sus últimos trabajos para comprender que su creatividad aspira a dar forma a una obra que habrá de ser alteración cáustica del objeto y su sentido, proponiéndonos siempre uno nuevo e insólito, y que tal obra postula en muchos casos una posición dadaísta que lo aproxima a Arp y a Duchamp.

La intensidad escultórica de Carlos Nicanor es de naturaleza poética. Tal vez por eso su obra parece tan cómoda y rigurosamente expresiva cuándo hace suyo el legado de las vanguardias, en especial del dadaísmo, y su capacidad para hacer objetos autosuficientes, entidades cerradas con las que para comunicarnos es imprescindible una clave cultural.

En los últimos años la plástica de Carlos Nicanor ha dado un giro hacia formas que oscilan entre materias orgánicas y artificiales, pero que son identificables con el lenguaje que lleva gestando más de una década, y que son la base de su actual trabajo.

Comisarios:

Frasco Pinto, (Tenerife, 1981). Director de la Galería Artizar (La Laguna) desde 2008, donde trabaja ininterrumpidamente desde 2005. Como parte del equipo de la galería ha organizado más de cuarenta proyectos de artistas canarios, nacionales e internacionales, entre los que destaca la muestra individual del británico Dave McKean, Pholk, que itineró por varias islas y fue presentada en Londres en 2010.

Actualmente prepara junto con Carlos Nicanor el proyecto instalativo Lemon Way, que se realizará en mayo de 2015 dentro del contexto de la XII Bienal de la Habana.

Dalia de la Rosa, (Tenerife, 1983) es licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Laguna. Completa su formación con el Experto en Gestión Cultural de la Fundación Pedro García Cabrera y a distancia a través del Instituto de Estudios Críticos de México. Formó parte del colectivo Neón-Púrpura y actualmente de la Asociación Cultural Solar. Acción Cultural. Sociedad-Lugar-Arte. Destaca en su trayectoria proyectos como Crisis/Decadencia/Transformación gestionado y comisariado junto al artista Joaquín Artime en el patio de la Biblioteca Municipal de San Cristóbal de La Laguna y en el Espacio Cultural El Tanque. En noviembre de 2013 es seleccionada dentro de la convocatoria de comisariado emergente en la Feria ROOM ART FAIR #3 con el proyecto Perpetuum mobile. E inicia el 2014 con el proyecto expositivo De manifiesto dentro del Espacio cultural Solar y la coordinación del programa Fisuras dentro del Festival Sitio. Artes en el Espacio Privado.

Forma parte desde julio de 2014 del Consejo de Patronos de la Fundación Pedro García Cabrera.

Carlos Nicanor Osmosis

 

MEMORIAS DE CONTRABANDO

Participación en la exposición colectiva ‘Memorias de contrabando’ con la obra ‘La palabra que quema’

La palabra que quema. Carlos Nicanor, 2014.

Botella con poemas del poeta Domingo López Torres, personaje clave de las vanguardias en Canarias. Desaparecido tras permacecer cautivo en la prisón militar de Fyffes (Santa Cruz de Tenerife).

Carlos Nicanor - La palabra que quema

Memorias de contrabando es una exposición colectiva acompañada de varias actividades paralelas, organizando unas jornadas sobre Memoria Histórica en Canarias, creando un espacio para la reflexión. Pretendemos abordar los acontecimientos y secuelas de la represión durante la Guerra Civil Española, la Dictadura y la Transición, en y desde las islas, a través de la mirada de artistas de diferentes generaciones. Desde el movimiento surrealista hasta la actualidad, el mundo artístico, intelectual y cultural de Canarias se ha aproximado al horror de la guerra, la represión y el exilio, independientemente del lenguaje utilizado y del contexto histórico vivido. Tras el título Memorias de contrabando se reúne una constelación de obras de referencia que ofrece múltiples perspectivas sobre esta historia. Hemos realizado un trabajo de arqueología del arte desde diversos soportes: pintura, fotografía, escultura, bibliografía, poesía, cine,… Con esta selección -consciente de que la historia es un relato interesado, una ficción idealizada- proponemos el ejercicio de recordar para re-escribir la historia oficial, alejándonos del perfil historicista para acercarnos desde una sensibilidad artística. Este proyecto lo concebimos como una herramienta para generar memoria, invitando a la sociedad canaria a sensibilizarse con hechos de su historia reciente, injustamente relegados al olvido. Si consideramos que el olvido de la represión forma parte de la represión, el testigo de la memoria es una necesidad que se transfiere de generación en generación. Una memoria de contrabando.

El proyecto Memorias de contrabando consta de cuatro bloques que se complementan:

-La selección de obra plástica expuesta en la sala principal del Centro de Arte La Recova es la pieza central del proyecto. Pretende mostrar el trabajo de artistas de generaciones diferentes. Hacer ver un episodio de nuestra historia oscurecido por el paso del tiempo y cómo (no) se mantiene en el imaginario colectivo.

-La programación audiovisual, proyectada en la sala anexa del Centro de Arte La Recova, complementa la muestra con obras de diferente estilo: películas que testimonian la vida en las islas durante la II República, documentales que recogen las memorias de los protagonistas de la represión y la reflexión de los investigadores, que recuerdan la vorágine posterior al Golpe de Estado de 1936 y sus secuelas.

-Las actividades paralelas a la exposición tienen el objetivo de crear un espacio de encuentro para la reflexión en torno a la Memoria Histórica, articulado desde otras perspectivas. Presentaciones, conferencias y mesas redondas, suman contenidos para el espectador que quiera profundizar en el conocimiento de los hechos que aborda Memorias de contrabando.

-En el año 2015 se publicará un Libro-Catálogo que será el compendio del trabajo de investigación realizado para llevar a cabo este proyecto, ampliando las referencias. Una manera de crear legado para generar memoria.

10710718_327941410720620_8846088258420162584_n